Blog

7 ERRORES FRECUENTES QUE COMETEN LOS ODONTÓLOGOS AL CREAR SU WEB

7-errores-frecuentes-que-cometen-los-odontologos-al-crear-su-web-6

Índice

Estuviste meses trabajando con tu diseñador para tener tu sitio web como a vos te gusta.

Y hoy te preguntás:

¿De qué sirvió todo el tiempo invertido si mis pacientes no visitan mi web?

Revisaste cada página de tu web y no encontraste ningún problema.

No sabés qué es lo que no funciona.

Sé lo que sentís y te entiendo.

Yo misma me sentí frustrada con los diseños de los primeros sitios web.

Sabía que lo había dado todo de mi parte pero los resultados no eran lo que esperaba.

Pero no me dí por vencida, seguí intentándolo y hoy en día tengo un negocio que vive en gran parte de diseñar sitios webs.

Aprendí a los «ponchazos», tras prueba y error. Pero no hace falta que vos tengas que pasar por eso, porque hoy te voy a contar cuales son las principales fallas que se cometen al diseñar un sitio web.

Ya no tendrás que cuestionarte si lo estás haciendo bien o no. Ni tampoco tendrás dudas en cómo hacerlo para que tu sitio web sea un éxito y tus pacientes lo visiten con frecuencia.

Seguime con esta guía para identificar qué es lo que está fallando en tu web.

 

 

Error N° 1: saturar la HOME PAGE de información

 

La mayoría de los odontólogos suelen cometer el mismo error en su pagina de inicio (HOME).

Pensás que cuanto más encuentre el usuario en tu home será mejor y por eso la recargás de mensajes e información.

Pero quizás, lo que no sabés, es que los usuarios necesitan solo unos pocos segundos para decidir si se quedan o se van de tu web.

Por eso, y porque la primera impresión es la que cuenta… tu pagina de inicio tiene que ser atractiva y fácil de entender.

Es la página más importante de tu web y por eso es conveniente que te centres en trasmitir el mensaje correcto para convencer al usuario de realizar acciones muy concretas.

Intentá ponerte en el lugar del usuario que visita por primera vez tu sitio web y tratá de responder las preguntas que él se haría:

  • ¿Qué tiene esta web para ofrecerme?
  • ¿Cuáles problemas puede ayudarme a resolver?
  • ¿Qué tiene de distinto a los demás?

Todos hacemos esta evaluación cuando ingresamos por primera vez a un sitio web.

Por eso te dejo algunas recomendaciones que te ayudarán a evitar este primer error frecuente:

[alert style=»default»]Reduce al mínimo los elementos y organiza la información de tal manera que se sientan a gusto navegando y si desean más información que puedan recorrer otras secciones de tu sitio en búsqueda de respuestas.[/alert]

 

Error N° 2: tener un MENÚ con demasiadas opciones

Yo entiendo que tengas muchas cosas para ofrecer y que no quieras dejar nada afuera de tu web.

Todos queremos que los usuarios encuentren en nuestra web nuestros servicios. Pero, si es confuso o difícil de encontrar genera el efecto contrario.

Tener un menú de navegación lleno de opciones y sub-menúes puede marear a los usuarios y corrés el riesgo de que se vaya por ser difícil de encontrar la información.

Lo mejor es agrupar las secciones para reducir al mínimo las opciones. Esto ayudará a identificar rápidamente por donde empezar y así continuar navegando por tu web de un modo lógico.

El orden del meú principal podría ser:

  • HOME
  • Quien soy o «Acerca de» o «Sobre nosotros»
  • Servicios o Especialidades o Tratamientos
  • Nuestras instalaciones
  • Blog o noticias
  • Contacto

Luego trabajá los sub-menúes con discreción e intentá utilizar títulos que sean claros para los usuarios.

 

 

Error N° 3: pecar de soberbio en tus TEXTOS

Los textos de tu web tienen que conseguir un equilibrio entre, la información que el usuario necesita, los conocimientos que puedas demostrarle y la extensión de los párrafos.

Aunque creas lo contrario. No sirve de nada, que destaques todos tus títulos, masters y post de grado.

Si sólo le contás lo magnífico que sos y lo bien que hacés tu trabajo pero la persona no puede comprobarlo, no entenderá cómo podés ayudarlo.

Siempre es mejor comenzar explicando como podrás resolver un problema puntal y de que manera sos capáz de hacerlo.

No me refiero a que expliques paso a paso cada procedimiento. Me estoy refiriendo a las cuestiones básicas que necesita saber la persona. Por ejemplo: el tiempo aproximado del tratamiento, ventajas y recomendaciones, etc

Por otro lado te sugiero revisar los siguientes puntos:

  • No utilices frases demasiado largas. Hacen perder el hilo de la redacción y dispersan al usuario.
  • Evita las palabras difíciles o muy técnicas, te alejan de tu lector. Cuanto más se parezcan tus textos a su lenguaje,  más cercano te percibirán.
  • No abuses de adjetivos. Por ejemplo: «los mejores profesionales», «los más especializados», «los que mejor te atienden».
  • Reemplazá las frases académicas por una que ayude a comprender cómo podés mejorar la vida de cada persona.
  • Centrate en las ventajas de tus servicios, antes que en sus cualidades. Ofrecé soluciones.
  • Que tus textos respondan las preguntas frecuentes que te hacen tus pacientes. Así entenderán cómo los podés ayudar.

Revisá cada frase utilizando la empatía, intentando ponerte en el lugar de quién te lee y no te conoce.

 

 

Error N° 4: no pedir TESTIMONIOS a tus pacientes

 

Los testimonios están ganando cada día más terreno y reemplazan la recomendación del “boca en boca”.

Siempre es mejor leer un comentario de un usuario que usó un producto o que contrató tal o cual servicio y como le fue.

Porque en realidad le creemos más a otra persona que a una marca o un profesional hablando de sí mismo.

Ahora, si sos de los que piensan que los testimonios no los lee nadie. Voy a demostrarte lo contrario.

Pensá cuándo fue la última vez que le diste 5 estrellas a un servicio o producto que utilizaste.

Cada día más plataformas suman este formato para ayudar a otros usuarios a compartir su experiencia.

Las típicas app de vuelos y hospedajes como TripAdvisor, Booking y Trivago cuentan con millones de opiniones de viajeros que ayudan a otros a tomar las mejores decisiones.

Vos también podés pedir testimonios a tus pacientes. Es más sencillo de lo que te imaginás y le dan más credibilidad a tu web.

Eso sí, los testimonios tienen que ser reales y deben resumir en un párrafo cuál fue la experiencia antes y después de contratar tus servicios.

 

 

Error N° 5: usar sólo FOTOS de bancos de imágenes

 

Usar imágenes de calidad en nuestra web ayuda al usuario a identificarse con tu consultorio o con tus servicios.

Pero ojo con usar en exceso fotos compradas en bancos de imágenes porque puede generar desconfianza.

Sobre todo me refiero a la imagen tuya y de tu equipo humano de trabajo.

Contratá un fotógrafo para que realice en tu propio consultorio fotos profesionales. Hoy en día es más accesible y mucho más fácil de hacerlo que hace años atrás.

Te ayudará a transmitir confianza y conseguirás conectar con la persona desde el primer momento que visite tu web.

Si por el contrario no tenés opción de contratar un fotógrafo profesional, podés darte maña e intentarlo con una buena cámara. Para hacerlo, busca un lugar con luz natural y anímate.

[ctt template=»5″ link=»ccffp» via=»yes» ]El diseño de tu web es uno de los pilares que sostiene tu estrategia de #MarketingOnline @marcelakeogan[/ctt]

 

 

Error N° 6: no incluir un BLOG desde el comienzo

 

Son interminables las ventajas de contar con un blog en tu web.

Pero voy a intentar mencionarte algunas para que logres entender que aunque te cueste y te resistas, es necesario.

El blog tiene la ventaja de:

  • Ofrecer contenido renovado y de valor
  • Crear tu propia audiencia de usuarios y que te lean con frecuencia
  • Generar tráfico con búsquedas orgánicas a través de Google
  • Posicionarte como un profesional en la temática
  • Comentarios y el feedback de los usuarios en internet
  • Ampliar información relacionada a tus servicios

Además tiene tu impronta. Ahí hablás de lo que más sabés y de cómo podés aportar al mundo una solución para ciertos temas. Te ayudará a conectar de otra manera con el público que te lee, incluso podrás mejorar la relación con tus pacientes de toda la vida.

[alert style=»default»] Un blog te permite llegar de una forma más cercana a tus lectores, refuerza tu reconocimiento y mejora la imagen que perciben de vos.[/alert]

 

Error N° 7: olvidarse de colocar «LLAMADOS A LA ACCIÓN» (CTA)

 

Puede ser que no entiendas muy bien a que me refiero con este título. Quizás tengas una leve idea.

No te preocupes, te voy a explicar que es un CTA (Call to Action) o llamado a la acción, para que te quede bien claro y puedas aplicarlos.

Es un mal muy común, en los sitios de los odontólogos, que las visitas lleguen a su web y no generen ninguna acción.

Por eso, ¿cómo podés hacer para que los usuarios interactúen con tu web y conecten mejor?

La clave es ayudarlos. Por eso, tenés que decirles lo que querés que hagan.

Un call to action es un llamado a la acción:

Le indicás al usuario a través de una frase imperativa, cuál es la acción específica que querés que realice.

  • Completar un formulario
  • Pedir un turno
  • Realizar un llamado
  • Suscribirse a tu newsletter
  • Dejar sus datos para participar de un concurso
  • Descargar tu e-book

Este elemento es el que le permite al usuario conectarse a través de tu contenido con vos.

¿Cómo funciona?

  1. Mientras visita tu web y se convence poco a poco a través del diseño atractivo, sus textos persuasivos y las imágenes sugerentes, reconoce que acá hay algo para él.
  2. Una vez que llamaste su atención, es el momento justo para que le indiques como seguir.
  3. Se encuentra «acorralado» y sin salida, pero con ganas de más.
  4. La acción se realiza de manera natural y espontánea

Podés colocarlo en forma de botón, con colores llamativos y con forma de flecha, también esta bien que uses símbolos de exclamación:

¡Llamá ahora! ¡Suscribite! ¡Completá el formualario! ¡Particiá del concurso! ¡Descargá el e-book!

Una llamada a la acción bien ubicada y con el mensaje correcto hará que tu web tenga mayor sentido.

 

 

Bueno, llegamos al final.

¿Que te pareció este artículo? ¿Cometiste alguno de estos errores al crear tu web? ¿Pensás que me olvidé de alguno?

Me gustaría conocer tu experiencia y que me cuentes sobre cual de estos errores tuviste más dificultad.

También quiero invitarte a que mejores tus habilidades de venta con mi curso GRATIS “Cómo vender online” al que podés acceder desde aquí.

[thrive_leads id=’8732′]

Marcela Keogan
Marcela Keogan
Soy especialista en Marketing y Publicidad Online y ayudo a profesionales, empresas y dueños de negocios a captar más clientes para aumentar las ventas de sus servicios o productos y que consigan sentirse satisfechos por su trabajo y disfruten de su profesión.
Marcela Keogan
Marcela Keogan
Soy especialista en Marketing y Publicidad Online y ayudo a profesionales, empresas y dueños de negocios a captar más clientes para aumentar las ventas de sus servicios o productos y que consigan sentirse satisfechos por su trabajo y disfruten de su profesión.

2 comentarios

  1. Hola Marcela,

    ¡Felicidades por tu primer post! Tengo el gusto de recién haberte conocido aunque sea de forma online y sé que llegarás lejos :).

    Me parecen muy acertados los errores que mencionas y que es frecuente encontrar en la web. ¡Enhorabuena!

    Mi granito de arena será apuntar que usar y abusar de las tipografías y colores puede abrumar y confundir al usuario.

    1. Lo mismo digo Jean 😉 ¡Un placer conocerte!
      Y claro que sí, estoy de acuerdo con tu comentario.
      El exceso de diferentes tipos de tipografías y muchos colores pueden perjudicar el mensaje que se intenta transmitir.
      Es un buen punto para tener en cuenta, gracias por tu aporte.
      Yo también vi muchos sitios que dejan de ser atractivos y dinámicos por este tipo de errores.
      Saludos, Marcela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *